Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración cuando desee.

Q-On

logo tquimica

Q On

artista¿Quién ha dicho que si tus habilidades son artísticas no puedes dedicarte a la ciencia? Todos sabemos eso de una imagen vale más que mil palabras… Así es porque el ser humano es visual.. Por ello, para comprender y comunicar la ciencia, la imagen es una herramienta fundamental. Dibujos, diagramas, gráficas, ilustraciones,… no sólo están presentes en prácticamente todo artículo, libro, clase, presentación de ciencia sino que las hemos estado disfrutando desde nuestra infancia en todo tipo de formatos: enciclopedias, guías, folletos, museos, periódicos, etc. Los profesionales formados para crear estos materiales son las ilustradoras e ilustradores científicos.

La ciencia y el arte se unen para crear la profesión de la Ilustración Científica, una de las ramas de la comunicación científica, cuyo objetivo es comunicar la ciencia de forma visual.

ciencia-en-1-b01/07/2017 - La Unidad de Comunicación Científica de la Universidad Rovira i Virgili ha elaborado "Ciencia en 1 minuto", una serie de 12 vídeos de carácter educativo y divulgativo que, a través de ilustraciones animadas y en poco más de 60 segundos, responden a diversas dudas científicas.

Investigadores de la universidad han prestado su asesoramiento en el contenido de estas cápsulas audiovisuales, que se difunden a través del canal de Youtube y que han contado con financiación de la convocatoria de ayudas para el fomento de la cultura científica, tecnológica y de la innovación de FECYT.

atrapado-en-la-ciencia¡Atrapado en la ciencia! es un libro lleno de experimentos, escrito por niños de 6º de Primaria del Colegio Público de San José de Gerindote, de Toledo, y por su profesor José Antonio Pérez Cano. Sus divertidas explicaciones e ilustraciones pretenden mostrar el lado más divertido de las Ciencias. Además, se trata de un proyecto solidario que, en colaboración con la Fundación Carpio Pérez y gracias a la donación de 1.200 euros, ha conseguido levantar un colegio en Tanzania.