Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración cuando desee.

Q-riosidades

Psicólogos británicos desarrollan un modelo que predice la primera impresión que producirá la fotografía de una persona a partir de 65 atributos físicos medibles. Los autores planean aplicarlo para que una cámara saque directamente bien a la gente en los retratos.

caras

 

Uno de nuestros primeros y más leídos posts fue sobre cómo salir bien en la fotos. Pero era muy de andar por casa. Pues ahora un grupo de científicos se ha dedicado a estudiar el tema seriamente.

Tom Harley y su equipo acaban de mostrar cómo, en tan sólo 100 milisegundos, ciertos rasgos físicos de una persona, como su mandíbula, su boca, sus ojos o sus pómulos, marcan la primera impresión que se llevan otras personas sobre su honradez, atractivo o personalidad dominante. Y, este apresurado juicio social, basado en rasgos físicos objetivos observados rapidísimamente puede determinar una relación para siempre.

Ya sabemos que la cara de una persona es su tarjeta de presentación al mundo. El grupo de Hartley ha diseñado un metódico estudio para intentar cuantificar cómo influye cada uno de los 65 principales atributos físicos del rostro en este primer juicio social. Y el resultado es un modelo matemático que predice con bastante acierto qué pensará cualquiera la primera vez que vea el rostro de otra persona.
Una de las posibilidades futuras, explica el psicólogo, es desarrollar el producto hasta llegar a una aplicación que seleccione tu mejor fotografía para subirla a redes sociales como Facebook y Twitter.

Su estudio, que se acaba de publicar en la revista científica PNAS, ha analizado las características físicas de 1.000 fotografías de rostros variados. Cada cara, a su vez, fue calificada por un panel de jueces en función de su apariencia de accesibilidad, atractivo, personalidad dominante y otros rasgos sociales. A partir de esta información, y combinando datos de 65 atributos físicos medibles, como la superficie que ocupa la boca y el ancho de la ceja, los autores desarrollaron un modelo capaz de explicar el 58% de las divergencias en las primeras impresiones, superando el 80% en rasgos como la accesibilidad, lo amigable que aparenta ser una persona. Rasgos como la forma del ojo están fuertemente vinculados al atractivo, mientras que otros como la forma de la boca y su superficie se relacionan con la accesibilidad.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar